Befesa - Sala de prensa

Últimas Noticias

03.02.2006

La Planta Desaladora de Cartagena alcanza la plena producción

Con motivo de la progresiva puesta en funcionamiento de nuevos bastidores de ósmosis inversa tras la finalización de los trabajos del emisario de salmuera, la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona visitó el pasado 11 de enero la Planta Desaladora del Nuevo Canal de Cartagena. Para el día de la visita la producción de la Planta era de 43.400 m3/día funcionando con seis bastidores, estando previsto que a principios de febrero la planta alcance su capacidad nominal de producción con 65.000 m3/día.

Al acto asistieron por parte de Befesa Guillermo Bravo, Consejero Delegado de Ingeniería Medioambiental, Salvador Soler, Miguel Ángel Moñino y Pedro Rodríguez.

Esta planta desaladora se construyó como consecuencia de periodo de sequía que se inició durante el año hidrológico 1999/2000. Este periodo de sequía afectó fuertemente a las aportaciones del río Taibilla de manera que los recursos hidráulicos legalmente asignados a esta Mancomunidad fueron insuficientes para atender la demanda, así que el Ministerio de Medio Ambiente otorgó las concesiones para la construcción y explotación de las Plantas Desaladoras de Agua Marina del Canal de Alicante y del Nuevo Canal de Cartagena.

A pleno rendimiento la planta aportará 24 hectómetros cúbicos anuales, equivalentes al consumo de una población de más de 250.000 habitantes, al sistema hidráulico de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, que tiene la responsabilidad del abastecimiento de agua potable en red primaria (alta), a 77 municipios de Murcia, Alicante y Albacete, con una población estable superior a los 2.100.000 habitantes, y que en época estival se aproxima a los 3 millones.

Con la puesta en marcha de esta nueva planta desaladora, Befesa apuesta una vez más por la búsqueda de soluciones eficaces, y al mismo tiempo respetuosas con el medio ambiente, para el abastecimiento de la población en una de las zonas geográficas más castigadas de la península, por su escasez de recursos hídricos.